mantenimiento post 04

Consejos básicos para el mantenimiento del coche

Cada año, millones de personas gastan para comprar el coche de sus sueños y creen que en el momento en que lo compran su responsabilidad hacia él ha llegado a su fin. En realidad, necesita mucho mantenimiento para mantenerse sano y en buenas condiciones de funcionamiento. Asimismo, necesitas tu de un seguro de daños a terceros para cuidarte a ti y los demás.

Un mal mantenimiento conduce a problemas en la batería, el motor, los frenos y los neumáticos que surgen de repente y la fijación de ellos quemaría un agujero en tu bolsillo:

Presión de los neumáticos

Los veranos calurosos o el abandono del vehículo durante mucho tiempo reducen la presión de los neumáticos. Si no, puedes realizar una inspección manual y tomar medidas para resolver los problemas.

Asegúrate de que el coche se bombea a un determinado psi como llenado más allá de lo que daría lugar a problemas.

Un manual del coche debe ser consultado antes de llenar los neumáticos a una determinada presión. Si tienes un neumático pinchado conseguir un neumático de repuesto y realizar el reemplazo de los neumáticos para conducir sin ningún tipo de molestia.

Frenos del coche

Los frenos son propensos a deteriorarse cuando se dejan desatendidos durante un tiempo. Con el tiempo los frenos se oxidan y corroen y se agarrotan y se vuelven rígidos o se bloquean en el momento en que intentas soltarlos.

Los problemas importantes de los frenos a menudo exigen la sustitución de los frenos y los rotores después de la inspección del mecánico.

Si quieres mantener tus frenos en una condición de primera categoría sigue rodando hacia adelante y hacia atrás para que se mantenga en movimiento.

Aceite refrigerante y anticongelante

Los aditivos y los productos químicos presentes en el aceite del motor pueden dañar los componentes mecánicos del coche, por lo que añadir un poco de líquido fresco y encender el encendido para que el aceite circule será de gran ayuda.

Asegúrate de que el coche se rellena con aceite a medida que se va agotando para que todas las piezas se lubriquen correctamente.

No te olvides de comprobar los niveles de líquido del lavaparabrisas y de que esté lleno en invierno a pesar de que el coche no funcione correctamente, así que llévalo al mecánico para que lo revise.

Exterior e interior

No hay nada mejor que tener un garaje propio para mantener el vehículo a salvo de la suciedad, los residuos y las cacas de los animales.

A veces, los insectos, los pájaros u otros animales se quedan en los coches como anfitriones y mastican las fundas de los asientos, los salpicaderos y el cableado.

Si no tienes un garaje, invertir en una funda para el coche es la mejor opción. Asegúrate de salvaguardar la pintura de tu coche encerándolo con regularidad. Consigue nuevos materiales para el exterior y el interior de tu coche si los antiguos se han desgastado.

Luces

Los faros antiniebla, las luces de freno, los faros delanteros y las luces laterales te mantienen seguro en la carretera. Por lo tanto, es mejor sustituir las luces del coche para ver cuidadosamente los vehículos y los obstáculos en la carretera a cualquier hora del día.

Aire acondicionado

El polvo, el moho y otras partículas se introducen en el interior del coche si la unidad de aire acondicionado no funciona correctamente, lo que da lugar a olores desagradables en el coche.

Además, en el momento en que se enciende, se nota que el aire acondicionado no funciona tan bien como debería.

También te puede interesar: Consejos para vender tu coche al mejor precio

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.