images (34)

como ahorrar a la hora de comprar un vehículo

Decidir qué coche comprar puede implicar una investigación meticulosa. También es importante decidir cuánto dinero necesitarás tener a mano antes de realizar la compra.

Esto es lo que necesitas saber para poner en marcha tu plan de ahorro para el coche.

1. Calcula cual coche te puedes permitir

Comprar un coche no es una compra pequeña. El precio medio de uno nuevo es de más de 40.000 dólares. Teniendo en cuenta ese elevado precio, es una buena idea determinar la cantidad que desea ahorrar para un pago inicial. Muchos prestamistas exigen algo de dinero por adelantado, y cuanto más pueda poner de entrada, más bajos serán sus pagos mensuales y menos intereses deberá.

Calcula también qué cuota mensual se ajusta a tu presupuesto, teniendo en cuenta todos los demás gastos habituales, como la vivienda y los servicios públicos.

2. Otros factores a tener en cuenta a la hora de determinar cuánto gastar

No te olvides de lo más importante, el seguro. Sí todavía no determinas ese presupuesto, cotiza ya tu seguro de auto pues suele pagarse mensualmente, cada seis meses o anualmente. Conoce la cantidad de seguro que te exige tu estado y elige coberturas y límites con los que te sientas cómodo.

También es importante presupuestar el mantenimiento del vehículo, así que busca un coche con costes de mantenimiento regulares dentro de tus posibilidades y reserva dinero en tu presupuesto para ello. Algunos fabricantes incluyen convenientemente una o más visitas de mantenimiento en el precio de compra de un coche.

La gasolina puede suponer una parte importante de tus gastos mensuales. Así que, aunque comprar un coche con un consumo eficiente de gasolina puede ayudarte a hacer menos viajes al surtidor, también puede ahorrarte dinero.

3. Calcule su pago inicial

Antes de ir al concesionario a comprar un coche, tómate el tiempo necesario para calcular el pago inicial. Esta cantidad dependerá de tu situación financiera y del tipo de coche que quieras.

Si buscas un coche más nuevo, intenta dar un anticipo cercano al 20 por ciento.

Si estás comprando un vehículo usado, el 10 por ciento de enganche podría ser suficiente.

4. ¿Arrendamiento o compra?

Arrendar un vehículo significa que pagarás por la posibilidad de conducirlo durante un número determinado de años antes de devolverlo al concesionario. La ventaja del leasing es que puede requerir poco dinero por adelantado. Las desventajas más comunes son los cargos adicionales si superas un límite de kilometraje por año o si devuelves el coche con un desgaste superior a la media.

Financiar un coche significa que podrías ser propietario absoluto después de haber realizado el número de pagos requerido al prestamista. La financiación suele conllevar una cuota mensual más alta que el leasing, aunque no hay restricciones de kilometraje.

La conveniencia de arrendar o comprar depende de tu estilo de vida y tus preferencias. El leasing puede ser mejor para aquellos que no tienen mucho dinero para dar de entrada, que disfrutan conduciendo un vehículo nuevo cada pocos años y que no hacen muchos kilómetros con el coche.

La financiación suele requerir más dinero por adelantado, pero es más práctica si quieres quedarte con el coche después del pago final. También tiene más sentido si no quieres lidiar con los límites de kilometraje.

5. Establezca un plan de ahorro

Puede que tengas un objetivo de ahorro vago en mente, pero es importante ponerle una cifra precisa.

Una vez que tengas una cifra en mente, asegúrate de que estás ahorrando suficiente dinero cada mes para alcanzar tu objetivo. Para ello, podrías tener que modificar tus hábitos de gasto, como cancelar suscripciones de las que podrías prescindir.

6. Determine el vehículo que desea

Busque un vehículo adecuado para usted una vez que haya establecido su rango de precios. Visite los sitios web de compra de coches para determinar el precio de venta al público sugerido por el fabricante (MSRP) de un determinado vehículo, y consulte los sitios web de los concesionarios para comparar sus precios.

Elegir un vehículo más asequible puede ayudarte a ahorrar más rápidamente. Piensa en uno de segunda mano, ya que un coche nuevo pierde valor rápidamente. Según la AAA, un coche nuevo pierde alrededor del 20 por ciento de su valor cuando sale del concesionario. Con eso, podrías ahorrarte miles de euros en costes de depreciación comprando uno más antiguo.

7. Aprenda a negociar un acuerdo

Saber cuánto puedes gastar y conseguir una financiación preaprobada antes de visitar el concesionario puede ayudarte a abordar las negociaciones con un vendedor con confianza.

Manténgase firme durante las negociaciones si el vendedor le ofrece un precio por un vehículo que usted cree que podría ser más bajo, basándose en su investigación. Obtener ofertas competitivas de varios concesionarios puede ayudarle a asegurarse de que obtendrá el mejor precio posible.

Puedes eliminar parte del estrés de la negociación si lo haces por Internet. Algunos concesionarios se pueden contactar por correo electrónico o por mensaje de texto, y otros ofrecen una función de chat en línea a través de la cual puedes hablar con un representante sobre temas como el precio.

Los compradores que prefieran realizar todo el proceso en línea pueden comprar en un concesionario que permita la firma electrónica del papeleo y la entrega del vehículo.

 

Artículos similares: Consejos para determinar el presupuesto para tu nuevo coche

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.