camioneta usada en venta

¿Qué hacer si sufres un accidente automovilístico sin daños?

Te contamos la historia de un lector que nos llegó al mail: Un día iba avanzando lentamente de camino al trabajo, una mañana más de tráfico de parachoques a parachoques, cuando sentí una sacudida repentina. El auto que venía detrás tardó demasiado en detenerse y chocó contra el parachoques trasero.

El otro conductor y yo salimos de nuestros vehículos, pero me sorprendí al ver que no había daños aparentes en el automóvil. Ni siquiera un rasguño.

¿Tú qué harías? ¿Fingir que no sucedió y seguir alegremente tu camino? ¿Qué pasa si tú fuiste el que golpeó al otro conductor? ¿Puedes estar seguro de que no presentará una reclamación por accidente o lesión sorpresa (y posiblemente frívola)?

Si te ha pasado algo similar y tienes un accidente automovilístico sin daños, saber qué hacer puede ayudarte a evitar dificultades inesperadas en el futuro. Las compañías de seguros instan a los conductores a comunicar este tipo de percances, para que se compruebe efectivamente que no existe ningún daño.

golpe coche aparcado 1

¿Estás seguro de que no hay daños?

Incluso si no puedes ver ningún daño, o si parece estar limitado a un pequeño rasguño o marca de pintura, puede haber daños menores que hayan pasado desapercibidos.

Esto también es cierto con respecto a las lesiones, ya que algunas lesiones de tejidos blandos (latigazo cervical, etc.) pueden tardar un tiempo en mostrar síntomas.

Entonces, si simplemente regresas a tu automóvil y te vas sin obtener el número de póliza de seguro y la información de contacto del otro conductor, efectivamente has perdido tu capacidad para presentar un reclamo en caso de que aparezcan daños al vehículo (o lesiones corporales) del accidente en un momento posterior.

¿Qué tipo de daños se pueden originar?

Eso depende del tipo de automóvil, su estado inicial, la naturaleza del accidente y otros factores. Pero aquí tienes algunos ejemplos:

Fugas: Todo lo que se necesita es una pequeña ruptura para crear un problema potencialmente grave.

Duración reducida de la batería: el impacto de una colisión a veces puede hacer que la batería se suelte, provocando un cortocircuito en las placas de plomo, lo que acorta la vida útil de la batería. Esta es una preocupación relativamente menor, pero algo a considerar.

Alineación: los parachoques de los automóviles están diseñados para absorber el impacto de una colisión. Pero incluso en ausencia de daños visibles, el vehículo aún podría desalinearse. Esto es raro en accidentes menores sin daño aparente, pero aún es posible.

Dados estos y otros posibles tipos de daños invisibles que tu vehículo puede sufrir en un accidente, tiene sentido intercambiar información con el otro conductor como medida de precaución.

También es una práctica inteligente tomar fotografías y notas sobre el incidente; nunca se sabe si tú o el otro conductor necesitarán presentar una reclamación en una fecha posterior.

También te puede interesar: Consejos de seguridad mientras conduces

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.