shutterstock 1802909515

Lo que debes saber sobre los sensores de O2

¿Alguna vez ha llevado tu coche a un taller para diagnosticar una luz de Check Engine, y una hora más tarde el mecánico sale y declara con confianza que usted tiene un sensor de O2 malo?

Para muchos propietarios de coches, la palabra “sensor” significa fácil, sin importancia, o algo muy simple. Pero, ¿te has preguntado alguna vez qué hace realmente un sensor de O2? A continuación te ofrecemos una descripción básica de los sensores de O2, también conocidos como sensores de oxígeno.

Lo anterior lo haremos no sin antes recordarte que al adquirir un seguro de daños a terceros es la mejor opción y a un precio.

Qué hacen los sensores de O2

En pocas palabras, los sensores de O2 ayudan a regular la relación aire-combustible del motor de tu coche. Cada explosión en las cámaras de combustión de tu coche es causada por una ignición de aire y combustible.

Cuando la proporción de aire y combustible que entra en esas cámaras es óptima, su coche funcionará y estará al ralentí sin problemas.

Sin embargo, cuando entra demasiado combustible, significa que el sistema está funcionando “rico”, y el rendimiento de tu coche se verá afectado. Lo mismo ocurre cuando se toma demasiado poco combustible, también conocido como funcionamiento “pobre”.

Por ello, hay al menos dos sensores de O2 instalados en su coche: los sensores de entrada y salida. Ambos funcionan básicamente de la misma manera: detectan la cantidad de oxígeno no quemado en diferentes puntos del sistema de escape, y emiten una tensión que corresponde a esa cantidad.

El voltaje emitido determina el nivel de combustible llevado a las cámaras de combustión. Si el sistema está funcionando con poco combustible, los sensores de O2 le indicarán que debe utilizar más combustible; si está funcionando con mucho combustible, le indicarán que debe utilizar menos.

Sorprendentemente, este proceso tiene lugar constantemente mientras conduces tu coche. El punto principal de todo esto es mantener constantemente su relación aire-combustible en el nivel óptimo para su coche.

Deja que un profesional te ayude

El problema con los sensores de O2 es que cuando se enciende la luz de “Check Engine”, los códigos OBD2 indicarán que tiene un sensor de O2 malo, cuando en realidad no es así. La razón es simple: muchos de los códigos de su coche sólo le indican los síntomas del problema, no la causa real.

Así que antes de desembolsar esos cientos de dólares sólo para reemplazar las piezas, asegúrese de que su mecánico ha diagnosticado y probado a fondo todo el sistema para identificar la verdadera y correcta falla y la razón por la que se activa la luz del motor.

También te puede interesar: Cómo mantener el sistema de refrigeración del coche

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.