mantenimiento del coche

El mantenimiento del coche durante un encierro

La propagación del COVID-19 ha paralizado la vida. Por ello, tu coche aparcado también necesita un mantenimiento oportuno.

Un periodo prolongado de inactividad podría afectar negativamente a varias partes de tu coche: neumáticos, motor, depósito de combustible, etc. Por ello, es importante contar con un buen seguro de cobertura amplia y seguir consejos.

Sigue leyendo para conocer algunos consejos de mantenimiento del coche durante un encierro que pueden ayudarte a conservar la forma, el brillo y la eficiencia de tu vehículo.

1. Aparcar a la sombra

Intenta aparcar el coche a la sombra o en un garaje. Si no lo haces, la pintura y las partes interiores que están expuestas a la luz solar directa (como el salpicadero) pueden perder su brillo.

Si no tienes acceso a un aparcamiento cubierto, utiliza una lámina impermeable para proteger el coche. Si no tienes una funda para el coche, puedes poner una sábana vieja con algo de peso encima como cubierta temporal.

2. Mantén los neumáticos inflados

Un coche aparcado durante más de un par de semanas empezará a mostrar daños importantes en sus neumáticos. Empiezan a desinflarse y la goma desarrolla puntos débiles invisibles.

La zona de contacto entre el neumático y la superficie es la más afectada, ya que soporta todo el peso del vehículo. Intente mover el coche mínimamente dentro del garaje o zona de aparcamiento cada pocos días para que el punto de contacto cambie.

Con el tiempo, el aire se escapará del neumático y el flanco y la nervadura central empezarán a desintegrarse. Debes asegurarte de mantener los neumáticos del coche inflados a la presión recomendada (entre 30 y 35 PSI) en todo momento.

3. Revisión de la batería

El problema más común derivado de la falta de uso del coche es la descarga de la batería. Para asegurarte de que sigue funcionando, debes arrancar el coche cada 4 o 5 días y mantener el motor en marcha durante 10 o 15 minutos (no lo revoluciones innecesariamente).

Esto ayudará a recargar la batería y a lubricar el motor. Las piezas del motor pueden ser propensas a la corrosión cuando no se utilizan durante mucho tiempo.

4. Llenar el depósito

Entre otros consejos significativos para el mantenimiento del coche durante un encierro, mantener suficiente combustible es de gran importancia.

No hacerlo puede provocar corrosión en el depósito de combustible. Si el volumen de combustible es menor, el aire del depósito podría condensarse con el tiempo, y la humedad puede provocar corrosión.

5. Quitar el freno de mano

Cuando se aparca el coche durante muchos días, siempre se recomienda quitar el freno de mano. Si tienes un coche automático, deja el selector en “park”, esto debe hacerse sólo cuando la superficie esté nivelada.

Si la zona de estacionamiento tiene una pendiente, debes poner el freno de mano y dejar el vehículo en marcha o utilizar ladrillos/tapones para evitar que el coche ruede.

También te puede interesar: Datos sobre la reparación de neumáticos

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.