tus neumáticos pinchados

Razones por las que los neumáticos se pinchan

Tus neumáticos tienen un trabajo duro. Desde maniobrar alrededor de los baches hasta navegar a través de zonas de construcción llenas de hoyos.

Tus llantas se encargan de todo solo para llevarte del punto A al punto B. En ocasiones salen ilesas, otras veces, no tanto. ¿Por qué los neumáticos luego salen sanos y salvos? Es hora de que vayas más lejos, más tiempo.

Recopilamos información de diversos seguros en México para que cuides tus neumáticos y tu auto. Te los compartimos aquí:

Los neumáticos se pueden pinchar por las malas condiciones de la carretera

Cuanto peor sea el estado de la carretera, mayor será el riesgo de que se pinche tu llanta.

El pavimento desigual, los baches y los escombros son enemigos de tus llantas. A veces causan un problema inmediato y otras veces causan una fuga lenta.

La conducción segura es una de las mejores formas para evitar esos peligros. Conduce más despacio y deja un espacio adicional entre tu auto y el vehículo de enfrente. Así podrás reaccionar a tiempo.

los neumáticos se pinchan

Los neumáticos se pueden pinchar por el calor

Las altas temperaturas hacen que el aire de los neumáticos se expanda, lo que a su vez aumenta su presión interna.

Cuando aumenta la presión, también aumenta la posibilidad de una fuga o una explosión total.

La mayoría de los sistemas de control de llantas las miden cuando están subinfladas, no demasiado infladas. Así que no esperes a que la luz del tablero se encienda.

Comprueba la presión de tus llantas por la mañana, antes de que hayas conducido varios kilómetros y el sol empiece a calentar.

Desgaste normal

A veces, no hay un incidente importante que provoque un pinchazo. ¡El desgaste normal puede simplemente sacar lo mejor de tu llanta! A medida que conduces, la banda de rodadura se desgasta gradualmente.

El desgaste normal puede hacer que tus llantas sean más vulnerables a los peligros típicos de la conducción diaria; en otras palabras, ¡es más probable que se desinflen!

Prueba formas sencillas y cotidianas de reducir el desgaste de las llantas, como evitar paradas y arranques rápidos, monitorear y mantener la presión recomendada, rotar las llantas con regularidad e invertir en una alineación de rutina.

También te puede interesar: Consejos para mantener tu auto como nuevo

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.